FINAL DE LAS VOLUNTARIEDADES.

YosoyVoluntario

            

ERE en VODAFONE y ONO: Datos finales de Voluntariedad.

La Dirección ha comunicado hoy los resultados de la Adscripción voluntaria al ERE, resultando un total de 670 solicitudes voluntarias (11% del total de la plantilla), incluido prejubilaciones.

En el caso de aceptarse todas estas solicitudes por la Dirección, el número máximo de trabajadores afectados por despidos forzosos a partir del 1 de enero del 2016 sería un total de 389 trabajadores (6% de la plantilla).

Si al inicio de este proceso la Dirección planteo 1300 despidos forzosos (21% del total de la Plantilla) con 20 días por año y 12 mensualidades, ahora podría concluir con un máximo de 389 despidos forzosos con 45 días  y hasta 42 mensualidades, es decir,  911 despidos forzosos menos que la intención inicial de la Dirección.

Esta situación no hubiera sido posible sin haber llegado a un acuerdo en el ERE, sin el cual la empresa ya hubiera aplicado los 1300 despidos forzosos con 20 días de indemnización, tal y como comunicó anteriormente la Dirección a toda la plantilla. Ante el actual proceso de integración y con una inminente fusión empresarial, solo a través del acuerdo del ERE ha sido posible contener el impacto de despidos forzosos que pretendía la Dirección inicialmente.

Aún con estos datos, nuestro objetivo seguirá siendo la reducción del número de afectados forzosos,  por lo que desde STC estamos trabajando en todas las alternativas posibles, mediante recolocaciones u otras medidas, para poder seguir disminuyendo susceptiblemente el número total de trabajadores afectados por el ERE. En este sentido, habríamos pasado ya de un 21% de afectación forzosa inicial a un 6%.

Y aunque a todos nos hubiera gustado que desde un principio nunca se hubiera hablado de despidos forzosos, es evidente que ante el hecho real y legal de que la Dirección realizase 1300 despidos forzosos y ante la realidad actual de haber limitado este número a un máximo de 389, es consecuencia de haber actuado con responsabilidad ante los trabajadores y haber huido del populismo y de la búsqueda de rentabilidad sindical en la que se instalaron permanentemente otras organizaciones sindicales.

Pero también habría que reflexionar sobre las consecuencias de judicializar este proceso, si es que al final se produce, y en el caso de que resultase anulado este ERE. Si bien podría evitarse inicialmente hasta un máximo de 389 despidos forzosos, la Dirección podría ejecutar otro ERE con motivo de la fusión empresarial (junio 2016) el cual podría tener un peor resultado para el conjunto de la plantilla.

También, en el caso de judicialización, y de no anulación del ERE, evidenciaría que la consecuencia de los actos de los que no firmaron el acuerdo hubiesen sido 1300 despidos forzoso.

Por último, vamos a seguir dando toda la asistencia y asesoría a todos los trabajadores que nos lo soliciten y animamos a trasladar a todos vuestros compañeros todos estos datos así como ofrecerles todo nuestro apoyo.

Seguiremos informando.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR