Sabías los 5 errores que un líder no debe cometer respecto a su comportamiento y acciones

jefe1

Blastingnews.com

La brusquedad y la agresión en sus maneras: Hay líderes que tienen unos modos de comportamiento y de palabras demasiado desagradables y bruscos. Si uno los ve dan la sensación que siempre se encuentran de malhumor y enfadados. Frecuentemente son muy agresivos con sus empleados e incluso llegan a serlo también con sus colaboradores. Quien tenga todos estos hábitos en su trabajo no conoce el concepto de liderazgo y nunca podrá ser un buen líder.

No hacerse cargo de los problemas personales de sus empleados: Es bastante triste, pero hay jefes que lo único que les importa es que sus subordinados trabajen y cumplan todo a rajatabla y punto. No los interesa la vida personal de cada uno de ellos, y los posibles problemas que pudieran tener, piensan que eso es problema de ellos y que no les incumbe. Ésta actitud se encuentra muy lejos de una verdadera actitud humana. Tratan a sus empleados como si fuesen seres animados o máquinas pero claro que se trata de personas, que como todos tiene problemas personales o de su entorno familiar, y los sufre, y debe convivir temporalmente con ellos en su trabajo. Todos estos posibles problemas deben tenerse en cuenta a la hora de la exigencia, de una reunión en la empresa o de un trabajo. El liderazgo sensato y humano, no tiene que ser necesariamente un médico ni un consejero sentimental, pero sí debe considerar los problemas que su empleado puede llegar a tener.

La falsedad y la deslealtad: Los comportamientos de falsedad y poca lealtad del líder frente a sus empleados tienen una ventaja, y es que se perciben rápidamente. Estas malas actuaciones llevan consigo una etiqueta, que todo el mundo puede ver y se percata fácilmente de ellas. Por demás esta decir que matan completamente la posibilidad del liderazgo en una persona.

Ser demasiado blando de carácter: Ser por demás blando de carácter, de temple y pusilánime no ayuda para nada al liderazgo. No sirve en absoluto para dirigir, dar órdenes o mandar, mucho menos para tomar decisiones importantes. Con estas cualidades nunca podrá dominar ni las circunstancias ni al personal. En verdad no vale la pena ser un jefe o líder si se actúa de ésta manera.

No ir para adelante en los momentos que haga falta: Es imprescindible que un jefe vaya siempre por delante de sus empleados. Debe saber marcar el paso y el rumbo de su grupo. Debe saber tomar todas las decisiones que sean necesarias y llevar a su personal a mantenerlo. Hay muchos líderes que lo único que hacen en momentos trascendentes o importantes es esconderse, no se animan a tomar decisiones y dejan que otros lo hagan. Esperan que las cosas se resuelvan solas, sin su esfuerzo. Todas estas cualidades son extremadamente erróneas en un liderazgo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra , pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR